Share →

Fundación Habitáfrica y Emprendae estamos colaborando desde febrero en un proyecto en Angola, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). El proyecto trata de desarrollar de forma sostenible un barrio desfavorecido (barrio Damba María) de la provincia de Benguela, en la costa angoleña, mejorando la habitabilidad del barrio, su tejido socioeconómico y estimulando el emprendimiento en los jóvenes de la localidad, con criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica.

F. Habitáfrica es la ejecutora del proyecto, y Emprendae actúa como asistencia técnica, haciéndose cargo de la elaboración de un diagnóstico previo del territorio, que integre aspectos ambientales, socioeconómicos y político-legales, y de la posterior elaboración de un plan estratégico para la dinamización socioeconómica del barrio, además de labores de formación y asesoría.

Con dinero de la cooperación española se ha construido un centro comunitario en el barrio. Se encuentra en la actualidad plenamente equipado, e incluso consta de instalaciones deportivas anexas. El proyecto que nos ocupa consiste en dotar a este centro comunitario de una estrategia y de un modelo de negocio que lo haga rentable y útil para estimular el emprendimiento, diversificar el tejido socioeconómico del barrio y mejorar, en fin, las condiciones de vida de sus habitantes.

En estos momentos nos encontramos en plena Fase I del proyecto, consistente en la realización del diagnóstico macro territorial de la provincia de Benguela y, muy significativamente, del barrio de Damba María, así como del diseño de una estrategia de intervención en el barrio. Las tareas de Emprendae en esta primera fase son:

  1. Analizar y diagnosticar el entorno de la región de Benguela (diagnóstico macro), realizando una completa caracterización de la dimensión ambiental, sociocultural, económica y político-legal, al objeto de valorar su influencia en el proyecto.
  2. Realizar un mapa de actores a nivel de la provincia y del municipio, contemplando todos aquellos actores que puedan verse influidos en el proyecto, posean información relevante del mismo, puedan estar interesados, sean necesarios para su implementación o se considere necesario su participación para la correcta puesta en marcha del centro comunitario.
  3. Analizar las alternativas del centro comunitario y diagnosticar su viabilidad como motor para el desarrollo económico local, identificando aquellos usos y actividades que garanticen su sostenibilidad (diagnóstico micro).
  4. Identificar de forma preliminar un modelo de negocio y una estrategia para el centro comunitario.

Ya tenemos en estos últimos días de marzo un primer avance del diagnóstico territorial macro. Os dejamos un pantallazo de la portada. Esperamos que os guste! 🙂

Durante las próximas semanas seguiremos con esta primera fase, esbozando una estrategia para el centro comunitario y finalizando la redacción de los documentos de consultoría (diagnósticos macro, micro y mapa de actores), para a continuación pasar a la Fase II, en la que profundizaremos en la estrategia para la viabilidad y sostenibilidad económica del centro comunitario, desarrollaremos un modelo de negocio para el mismo, formaremos al equipo de gestión que se hará cargo del centro comunitario e identificaremos a emprendedores locales y les asesoraremos. Para esta segunda fase se desplazará al terreno durante un mes nuestro compañero Jesús. Él mismo nos contará su experiencia allá en otro post más adelante.